Fotogrametría

La fotogrametría es una técnica para obtener mapas 2D y modelos tridimensionales 3D a través de la fotografía aérea. Las imágenes están georreferenciadas mediante GPS, en donde se usan también puntos de apoyo (PA) y puntos de control terrestres (GCPs) para obtener una precisión centimétrica cuando se procesan las imágenes y obtener así un resultado óptimo.

LEVANTAMIENTOS TOPOGRAFICOS MEDIANTE DRONES

¿Cuáles son las ventajas del uso de drones en la topografía tradicional?

1. El mismo trabajo en menos tiempo

La recopilación de datos con un dron es mucho más rápida que con sistemas de topografía tradicional situados en el terreno. Por ejemplo, un equipo de dos personas puede tardar entre 15 días o un mes en recopilar los datos de 1000 hectáreas. En cambio, se tarda solo un día en sobrevolar con un dron entre 500 y 1000 hectáreas, dependiendo de los accesos y orografía del terreno. Por lo tanto, el tiempo de entrega al cliente se ve reducido considerablemente.

2. Se reducen los costes

La reducción del tiempo de trabajo repercute en una disminución de los costes del proyecto. Incluso, se pueden hacer trabajos topográficos sin tener que cerrar carreteras o vías de tren, tomando los datos durante su funcionamiento, lo que conlleva menores gastos organizativos y logísticos.

3. Se evitan riesgos personales

En zonas inaccesibles por las condiciones del terreno, o con un alto grado de peligrosidad, no son aptas para herramientas de medición tradicional y el consiguiente riesgo para los trabajadores que las operan. Sin embargo pueden ser sobrevoladas por el dron de forma sencilla y segura. De forma que los operarios trabajen de forma más segura, disminuyendo considerablemente la peligrosidad en sus tareas.

4. Información gráfica detallada

Con la ayuda de drones se pueden conseguir imágenes de muy alta resolución, georreferenciadas y disponibles inmediatamente. Una vez procesadas mediante un software de fotogrametría, se consiguen producir modelos de gran precisión y detalle. Los datos generados también pueden ser transferidos a cualquier software BIM o CAD, para que los ingenieros y constructores puedan empezar a trabajar de inmediato a partir de un modelo 3D.

5. Datos más precisos

Mientras que con las estaciones totales y los GPS convencionales solo podemos obtener datos discretos, con el vuelo de un dron, se puede capturar toda la información del terreno obteniendo una nube densa de puntos (aprox. 100 puntos por metro cúbico). Esta gran cantidad de datos resulta muy útil en mediciones más precisas que pueden ser representadas en diversos formatos [ortofotos, modelos digitales del terreno (MDT, MDS, MDSn), curvas de nivel, nubes de puntos, cartografía 3D…].